El senderismo es una actividad apta para toda la familia, puede ser realizada a cualquier edad, casi sin limitaciones. Pero, ahora bien, siempre requiere de un mínimo de condición física. Aunque no más allá de una óptima movilidad y la capacidad de caminar durante un tiempo determinado por la montaña. Siempre es necesario escoger un sendero adecuado a las condiciones físicas del senderista.

Antes de comenzar un sendero es muy recomendable la realización de una serie de estiramientos. De esta manera dispondremos el cuerpo para el ejercicio que se va a realizar. Así podemos evitar problemas de dolores musculares, esguinces, etcétera. 

El equipamiento del senderista va a estar en función de una serie de factores. Como el recorrido a efectuar, su duración, el clima, el desnivel, la altitud…

CALZADO

El calzado es lo más importante en el equipamiento de un senderista. Debe ser un calzado apto para la montaña. Aunque la diferencia de precios y calidades es amplia las botas se consideran imprescindibles, ya que proporcionan sujeción al pie y al tobillo, y permiten un buen agarre al terreno. También suelen aislar muy bien de la humedad. La calidad del calzado es muy importante ya que sobre los pies recae todo el peso del cuerpo.

ROPA

La ropa debe permitir gran movilidad al caminar. Por lo tanto hay que evitar en la medida de lo posible las prendas ceñidas que limiten la acción de caminar. De lo contrario pueden producir molestas rozaduras.

Una parte importante de la vestimenta son los calcetines.

  • Unos calcetines de calidad evitarán que el pie se enfríe y lo mantendrá siempre seco. Existen diversos materiales para su fabricación, de cada persona depende la elección. Es importante llevar en la mochila un recambio de calcetines por si se mojan los que se llevan puestos.

Ropa de abrigo y chubasquero

  • Si el sendero se va a realizar en épocas invernales o en zonas de gran inestabilidad climática es necesario ir provisto de ropa de abrigo y chubasquero que librarán de la lluvia y los fríos vientos. La ropa de abrigo ha de ser preferiblemente ligera, que permita una óptima transpiración a la vez que no deje pasar el aire frío al interior.

Sombrero, gorro y otros complementos

  • Otro elemento imprescindible en la vestimenta de un senderista es la gorra, sombrero o pañuelo para cubrir la cabeza de los potentes rayos del sol, evitando de esta forma la deshidratación e insolación.

 

MOCHILA

Es otro de los elementos fundamentales del senderista, ya que en ella se llevarán una serie de elementos imprescindibles para un buen día de ruta.

Es conveniente que la mochila esté adaptada a la actividad que vamos a realizar, evitando llevar mochilas escolares o bolsos no adecuados para la montaña. El peso en su interior debe ir bien repartido colgando la misma a la espalda por los dos tirantes o asas.

error: Content is protected !!